martes, 28 de julio de 2015

Experiencia de SVE de Giorgio Mentrasti


Aun me acuerdo mi primer día en Ourense. Llegué que eran las seis de la tarde y la temperatura marcaba 38 grados. Y hoy treinta de junio sigue marcando la misma temperatura. Diez meses han pasado y aun no me doy cuenta que mi SVE ha acabado. Puede que sea porque decidí no volver en Italia. La ciudad, la gente, la comida y el estilo de vida me gusta mucho que he decidido quedarme aquí. Claro encontrar el amor también ha jugado su parte en mi decisión!!





Mi experiencia como voluntario me ha gustado mucho. Básicamente trabajaba en un proyecto de auditoría energética en las viviendas del territorio gallego. Estaba muy interesado esencialmente porque había estudiado estas cosas en la Universidad en Roma. También tuve la posibilidad de hacer charlas en tema de medio ambiente y energía en colegios de la ciudad.






De hecho me lo he pasado muy bien aquí con mis compañeras de piso con las que viajé para España visitando muchos sitios preciosos. Las personas en Ourense son muy amables y abiertas. No fue nada difícil conocer gente y salir con ella. Entonces, no tuve ningún tipo de problema en integrarme aquí. En todos los sitios la gente parece sonreírte y ayudarte...en el gimnasio, en la clase de chino que había tenido en la escuela de idioma, por las calles!


La ciudad de Ourense es muy bonita. Depende de que se busca. A mi me encantan las termas que tiene! Irte allá de día o de noche, con el sol o con la lluvia, bañarte y relajarte sin pagar nada. Está guay!



Yo recomiendo a la gente de utilizar esta oportunidad del SVE por que es una experiencia única y inolvidable! Y si tienes suerte como la tuve yo, puede que encuentres el amor y decidas quedarte :)

Hasta luego!  Giorgio Mentrasti

No hay comentarios:

Publicar un comentario