martes, 28 de julio de 2015

Experiencia de SVE de Giorgio Mentrasti


Aun me acuerdo mi primer día en Ourense. Llegué que eran las seis de la tarde y la temperatura marcaba 38 grados. Y hoy treinta de junio sigue marcando la misma temperatura. Diez meses han pasado y aun no me doy cuenta que mi SVE ha acabado. Puede que sea porque decidí no volver en Italia. La ciudad, la gente, la comida y el estilo de vida me gusta mucho que he decidido quedarme aquí. Claro encontrar el amor también ha jugado su parte en mi decisión!!