jueves, 23 de abril de 2015

Ruta del Consumismo en el Día de la Tierra!


 El día 22 de Abril se celebra cada año el Día internacional de la Tierra. Con esta fecha se pretende homenajear al planeta en el que vivimos y recordar a la población la necesidad de protegerlo. El paso del tiempo ha demostrado que hay una gran interdependencia entre los ecosistemas y los seres vivos que lo habitan, así cada vez más se hacen necesarios los esfuerzos para la preservación del planeta, tan afectado por problemas como la pérdida de biodiversidad, el cambio climático, la contaminación ambiental o la sobreexplotación de los recursos naturales.
 
Amigos de la Tierra celebró este Día de la Tierra con la puesta en marcha de un nuevo proyecto llamado “La Ruta del Consumismo”, trabajo ideado y desarrollado por las voluntarias europeas, que tiene el objetivo de sensibilizar sobre las consecuencias ambientales de nuestros hábitos de consumo.





Ayer tuvimos el estreno del proyecto con los alumnos de bachillerato de un instituto  ourensano. La ruta se ha realizado en el casco viejo y incluyó  cuatro paradas de discusión frente de comercios diferentes para que los participantes podaran conocer los problemas relacionados con el consumo de alimentos, ropa, cosméticos y equipos electrónicos.

En la parada destinada a los alimentos los alumnos conocieron impactantes datos y pudieron reflexionar sobre las relaciones entre la producción de la alimentación y la deforestación que ocurre en otros países a miles de kilómetros de distancia, así como sobre los residuos químicos (pesticidas y abonos) que permanecen en nuestra comida sin que seamos conscientes de ellos.





 Respecto a los cosméticos tuvieron ocasión de conocer varios de los ingredientes sintéticos y químicos que absorbemos por la piel y sus efectos sobre la salud, mientras que en la parada en relación a la ropa se explicó el largo viaje que hace de una prenda desde el cultivo de la fibra hasta las tiendas, poniendo atención en las terribles condiciones del trabajo e impactos ambientales que se suceden a lo largo de este recorrido. Para finalizar hubo ocasión de debatir sobre la cara oculta del consumo de los equipos electrónicos, hablando sobre los impactos y del deseo de su rápida sustitución al que la publicidad nos empuja o sobre la obsolescencia programada y la problemática de la recuperación y reciclaje de residuos electrónicos. 







Con esta actividad queremos concienciar a los participantes sobre la necesidad de implicarse, a través de la adquisición de unos hábitos de consumo más justo y responsable – para la preservación de los recursos naturales y una sociedad más justa, solidaria y respetuosa con el medio ambiente.

En los próximos meses repetiremos la ruta con grupos de otros centros educativos de la ciudad!






Eszter, Aurélie, Cláudia, Theresa


lunes, 13 de abril de 2015

Aurelie formación a la llegada

Después de tres semanas viviendo en Ourense, hice un largo viaje de nueve horas en tren para llegar a Bilbao con mi compañera Eszter. Nosotros y los otros 26 voluntarios de toda Europa nos alojábamos en un albergue muy largo y ubicado en la parte alta de la ciudad. Así estuvimos un poco lejos del centro pero nos disfrutamos de una bonita vista.




Eszter formación a la llegada


Después de tres semanas en Ourense, yo y Aurélie viajamos a Bilbao por nuestra formación a la llegada. Fue una experiencia excelente: aprendimos sobre el SVE y además conocimos otros voluntarios europeos que comienzan también sus proyectos ahora. 





Tuvimos un equipo buenísimo de formación quienes hicieron muchos esfuerzos para hacer las actividades útiles y también divertidas. Además de aprender sobre la cultura española y el idioma, aprendimos también sobre el seguro, el proyecto personal y los problemas y dificultades que podemos enfrentar durante nuestros proyectos SVE.

Pasar el tiempo con voluntarios de toda Europa (Alemania, Francia, Croacia, Serbia, Lituania, Finlandia, Estonia, Latvia, Romania, Bielorrusia, Rusia, Ucrania, Italia, Grecia, Luxemburgo, Portugal, Bélgica, República Checa...) también aprendimos cosas nuevas sobre otras culturas y países, por ejemplo baile de Romania, musica de Francia y que los himnos de Finlandia y Estonia son lo mismo... Realmente fue una semana de cambio intercultural y una expansión de nuestras vistas.

El jueves por la mañana tuvimos una posibilidad de participar en una “conversación ciudadana” con el visepresidente de la Comisión Europea, y en la tarde exploramos la ciudad. 

Desfortunadamente llovió mucho  asi nuestro camino no fue largo. Después, visitamos el famoso Museo Guggenheim.

Los días fueron lleno de programas pero tuvimos tiempo para conocer unos a otros y tener algunas interesantes conversaciones con otros participantes.

Volví a Ourense un poco triste, porque tuve que dejar la gente muy simpática que conocí, (pero creo que nos encontraremos otra vez pronto...) pero lo más importante, volví con mucha motivación y entusiasmo nuevo por mi proyecto!